Llavero de tela

Este simpático búho, ha sido una de las últimas cosillas que he tenido entre manos. Aunque no la única!! Lo hice porque, hace tiempo, se me cayeron las llaves por el hueco del ascensor, y cuando volví a tenerlas entre manos, el llavero y algunas de las llaves no podían contarlo.

Pero como todo en esta vida… hay cosas a las que no puedes resistirte, y menos a una madre! Y cuando la mía lo vio, dijo que pa’ ella!

Así que aquí os pongo una foto de Paco, el búho. Está muy desenfocada, pero ya no hay nada que hacer. Paco ahora vive en Madrid xD

 

Organizador de bolsos

Creo que todas alguna vez hemos pensado que nuestro bolso parece el de Mary Poppins, o incluso la barriga de Doraemon!! Buscamos algo, metemos la mano y no paramos de sacar cosas que no necesitamos hasta encontrar la que estamos buscando. Una auténtica locura!

Quién no se ha vuelto loca buscando las llaves dentro del bolso! Todas necesitamos un organizador de bolsos y más aún las que nos gusta cambiar de bolso con frecuencia, ya que trasladar todo lo que llevamos en él nos lleva un tiempo, y siempre nos dejamos algo.

Aquí os enseño este modelo personalizado que he hecho para un regalo de cumpleaños. Las opciones son infinitas, pero yo quería estrenar las nuevas pinturas para tela que me compré la semana pasada! Espero que os guste!

 

Organizador bolso pintado a mano

Pulsera de imperdibles

Ayer desempolvé esta pulsera. Lleva conmigo desde el instituto. La hice hace unos 15 años, y creo que ahora me gusta más que incluso entonces.

Está hecha con imperdibles, rellenos cuentas de colores y unidos con dos gomas elásticas.

Pulsera de imperdibles y cuentas

Lluvia de yo-yos!!

No se dónde terminarán estos yo-yos. No se si terminarán siendo una colcha, parte de un cojín o un foulard, o si seguirán criando polvo en la caja de chocolate. Pero de momento ahí están, y van aumentando en número, aunque muy poco a poco.

Están hechos a manos, con restos de telas de las que salieron vestidos, faldas, sábanas, camisas,… Retales que me dio mi madre estas Navidades. Tiene su punto nostálgico,  crear cosas nuevas con retazos de telas de hace tanto tiempo y que juntan tantos recuerdos.

¡¡Veremos qué será de ellos!!

Yo-yós

Yo-yós

Camisetas cosidas a mano

Esta camiseta ha sido un experimento, y aunque no ha quedado como a mi me hubiese gustado, aquí está el resultado.

En esta ocasión, he reciclado una chaqueta de punto, que tenía un enganchón.

Va pegado con fiselina doble y cosido a mano con punto festón de varios colores.

Camiseta cosida a mano.jpg

Detalle Camiseta

Oveja rumbera

Esta simpática oveja la hice con todo mi cariño para mi último amigo invisible, ¡¡una enamorada de las ovejas!! Creo que le gustó bastante, es muy graciosa 🙂

Tengo que darle las gracias por el tutorial a “Marener

Bolsas guarda-todo

Hace poco he terminado estas dos coquetas bolsas para guardar los bikinis y las medias. Están cosidas a máquina con tela vaquera y pintadas a mano.
¡¡¡¡Ya tienen sitio en mi armario!!!!

 

Regalo postal sorpresa!

Hoy he recibido una carta! Una carta de aquellas con los ribetes azules y rojos que indicaban que habían viajado por mail.
En realidad es un monedero muy original.

Gracias!!!

Cintas a raya!

Durante mucho tiempo he tenido las cintas por ahí desperdigadas y hechas un ovillo. Le di vueltas a como juntarlas en un solo sitio, y que de golpe de un vistazo pudiera dar con la que buscaba. Quería hacerlo reciclando materiales y sin gastar ni un duro. Cogí una caja de estas que vienen con las colonias para regalo, unos tubos de papel de cocina y papel de colores.

De momento he ordenado sólo unas pocas,…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Patchwork a medias

Ordenando todas las telas y retales hace cosa de un mes, pensé en la idea de tener un careo con el Patchwork como una aficionada: sin conocimientos y sin los materiales necesarios. Hice el diseño, elegí las telas, corté los pedazos, y compré la tela para la parte trasera. Y ahí se quedó la cosa!! Hasta que mi madre vino la semana pasada, y sólo con sus manos (sin máquina de coser) convirtió esas telas en algo tan perfecto y tan bien hecho.


Lo malo, es que los rellenos de cojines que tenía han resultado ser demasiado poco mullidos… Pero bueno, en la próxima visita a Ikea le pondremos solución! 🙂

Top Clicks

  • Ninguna